¿Ese chica es chico?

Dani: Mami, ese chico ¿es chica?

Mami: ¿ei? ¿cómo? ¿qué quieres decir?

Dani: pues eso que si ese chico ¿ es chica?

Mami: ¿a qué te refieres? si dices que es chico, ¿porque preguntas si es chica?

Dani: porque lleva coleta.

Mami: ah!!! jeje, bueno es que hay chicos que llevan el pelo largo, y chicas que llevan el pelo corto.

Dani: ah.. entonces es chica.

Mami: no cariño, es chico con pelo largo.

Una gran conversación y un gran regalo, que me lleva a la reflexión: vaya es cierto que a día de hoy seguimos diciendo "esa chica lleva el pelo a lo chico" o "ese chico lleva el pelo como las chicas" algo simple, muy simple, algo que de verdad ¿no tiene importancia? puede ser que no, o si, depende de para quien, para mi es importante tan solo por el hecho de darme cuenta que existen afirmaciones así a diario y que de ellas dependen las opiniones y juicios que tendrán mis hijos.

Una simple frase como esta, me lleva a darme cuenta de como los niños, "lienzos en blanco" son capaces de plantearse algo que quizá nosotros damos por hecho porque lo tenemos tan normalizado que no le damos importancia, pero ¡¡oye!! es una ¡gran semilla!. 

y tras esta conversación inocente, de un pequeño lienzo en blanco, me doy cuenta del gran poder que tenemos. Cómo podría influir y de hecho como influimos en su visión del mundo, una visión del mundo tan "blanca", sin estereotipos, sin juicios ni valores. 

Cosa que me hace reflexionar, y darme cuenta de cómo poco a poco se van forjando sus opiniones, sus juicios, sus valores, sus creencias, su mapa personal. 

Me hace darme cuenta de lo maravilloso, complejo y de cuanto implica "educar" y  "acompañar" a asomarse al mundo, y es que hay tantas visiones, y todas ellas probablemente válidas, que me hace preguntarme, ¿quién soy yo para decidir?

Algo tan simple y complejo, me llena de responsabilidad, para él y para el mundo, de una sola respuesta dependerá la semilla que dejaré en él, para que se plantee y replantee, si es normal o no, si es bueno o malo, si quizá podría ser de otro modo, porque al fin y al cabo ¿quién dijo que eso era así?

Me doy cuenta, del gran poder del lenguaje, de como una sola palabra puede convertirse en etiqueta para alguien, de como una sola palabra hará que su mente clasifique todo lo similar en su cajón correspondiente de "esto es chico", "esto es chica". 

Me hace darme cuenta de lo importante que es "estar", si "estar". Yo soy la primera que a veces juego a "estar sin estar", mi cuerpo está y luego me justifico diciendo, "jolín, pero si he estado toda la tarde contigo" y entonces me pregunto ¿si? ¿de verdad? ¿he estado? o ¿he hecho cómo que estaba? 

"¿ Que momento mágico has vivido hoy con tu hij@? ¿ has estado atento? te has mirado en sus ojos?."

Tuitéalo

Que importante estar atentos

Muy importante estar atentos a su mundo, y a como influimos en él. De eso dependerá que sean capaces de plantearse lo establecido, la norma, lo que la mayoría o para la mayoría está bien, ¿según quién?, ¿quién es ese señor o señora suprema que dice que eso es así?

Yo quiero que ellos, sean capaces de plantearse, de dudar, de buscar respuestas, alternativas, y de decidir.

Decidir lo que es bueno para ellos en ese instante, sean capaces y valientes para tomar riesgos y decisiones, que sean capaces de equivocarse, de acertar, de caer, de levantarse, de volver a caer, ... y que sepan que por encima de todo eso, por encima de todo, mamá siempre estará allí, allí donde decidan, acompañándolos, compartiendo, riendo, llorando, porque si hay algo importante es que sean felices.

"Es muy importante estar atentos a su mundo, y a como influimos en él. De eso dependerá que sean capaces de plantearse lo establecido, la norma, lo que la mayoría o para la mayoría está bien"

Tuitéalo

HAPPIMAMI+HAPPIPAPI= HAPPINENS.

Ma-Padres felices, niñ@s felices.

Deja un comentario